4637861224.8dd5717.6ca74e71b31b42d88d140107a017c494

Bárbara tampoco puede dormir antes de un viaje

Lo prometido es deuda. Hace un tiempo os contabaanimal-339400_1920 en un post que soy de estas personas a las que les es imposible conciliar el sueño la noche antes de coger un avión. Da igual el tipo de viaje que haga, si estaré sola o acompañada, si cojo un vuelo de diez horas o de una, un barco o un tren. Me es imposible pegar ojo. Y hablando de esto prometí que si algún día encontraba una solución la compartiría.

No vayamos a emocionarnos. Ya aviso para evitar desilusiones: no tengo la solución definitiva. El otro día oí hablar de la “paradoja del sueño”, un fenómeno del que habla la psicoterapeuta Julie Hirst y que me pareció muy curioso. ¿Sabéis aquellos momentos en que estás en la cama y no dejas de pensar “tengo que dormirme”? Pues este fenómeno consiste en invertir la situación, en mentalizarnos y pensar “no me voy a dormir” e intentar mantenernos despiertos, por ejemplo abriendo los ojos. Según esta teoría el cerebro interpreta de forma positiva las órdenes negativas, por lo tanto, diciendo no voy a dormir le estamos diciendo que queremos dormir.

Parece una teoría un poco loca, pero creo que vale la pena probarlo. Total, no perdemos nada, ¿no? Estuve hablando del tema con unas amigas y al final iniciamos un intenso debate. Los trucos de cada una, cosas que habían oído… Decidí apuntarlo todo para dar ideas y poder probarlo. Así puede que encuentre mi solución definitiva, aunque lo que me funcione a mí seguramente no funcionará para todo el mundo. Así que coge los trucos que quieras, pruébalos y encuentra el tuyo.

maletasLos problemas para dormir la noche antes de un viaje o un vuelo seguramente tienen que ver con nervios y emoción. Por desgracia un viaje no es algo que ocurra todos los días y estos sentimientos son absolutamente normales. Todos los compartimos, en serio. Si sufres más de nervios que de emoción una buena idea que surgió en la conversación es dejarlo todo muy preparado. Y cuando digo todo es todo: por supuesto la maleta y la documentación, pero incluso puedes dejar preparada la ropa que te vas a poner, si tienes que llevarte algún tipo de comida, el bolso o maleta de mano… TODO. De esta forma no podrás pensar que vas a dejarte algo, una cosa menos por la que preocuparse.

Otra opción que surgió ante los nervios es meditar. No todo el mundo sabe dejar la mente en blanco, es verdad, pero sí pensar en otras cosas. Imaginarte en un lugar tranquilo, que te llene de paz, incluso realizar juegos mentales como intentar llegar hasta 100 contando de tres en tres, cosas que mantengan la mente ocupada. Todo para desconectar y pensar en algo que no sea lo que te espera a partir del día siguiente.

Una infusión, leche calentita… Un baño o una ducha. El calor es bueno para dormir, relaja los músculos. O esto dicen. A mí nunca me ha funcionado pero hay muchísima gente que lo utiliza. Así que no pierdes nada probándolo.

Otro truco de estos locos que surgió en el debate y que yo nunca había oído es el que bautizamos respiración 4-7-8. Consiste en corregir la forma de respirar en la cama, ya que cuando estamos nerviosos normalmente respiramos más rápido. Debes coger aire por la nariz durante cuatro segundos, luego mantenerlo durante siete segundos, expulsarlo durante ocho segundos y repetir el proceso en cada respiración que hagas. Parece ser que consigues dormirte rápidamente (según distintas páginas web que miramos en 1 minuto). Parece un truco milagroso y voy a probarlo seguro.

headache-1540220_1920Para terminar la lista que hicimos tenemos un tema un poco delicado con distintas opiniones. Personalmente, no soy para nada favorable a tomar pastillas para todo (solo cuando estoy agonizando y realmente lo necesito). No lo recomendaría a no ser que tu caso sea de un insomnio prolongado o crónico y entonces ya habrás hablado tú con tu médico. Pero en la conversación surgieron las valerianas y me parece interesante hablar de ello. Repito que no soy para nada pastillera, no lo he probado y de momento no tengo intención de hacerlo, pero si vuestro caso es muy extremo y queréis intentarlo no voy a montar una huelga en contra de ello. Hablo de la valeriana porque es una hierba medicinal y siempre será mejor para la salud, pero hay muchas opciones. Está demostrado que sirve para calmar los nervios temporales y, por lo tanto, ayuda a coger el sueño y a que sea más placentero. Una opción segura para llevar mejor los nervios de antes de un viaje.

Yo para el próximo voy a probar estas teorías que a mí me parecieron un poco locas, lo de engañar a tu cerebro diciéndole que no quieres dormir y lo de los números. Y a ver qué pasa. Estoy segura que si consigo encontrar el truco definitivo y descansar realmente, voy a disfrutar mucho más de mis viajes.

Palabra de Bárbara.

*Bárbara se licenció en Periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona porque su vocación desde bien pequeña era contar historias. Ha colaborado en diversos medios de comunicación culturales y de tendencias, y ahora también está con nosotros en nuestro Blog Verde Lima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram