4637861224.8dd5717.6ca74e71b31b42d88d140107a017c494

¿Cómo puedo aprender?

El saber no ocupa lugar. Así que, aparentemente, la respuesta a la pregunta que se nos plantea en el título parece fácil. ¿Cómo puedo aprender? Pues… con ganas y motivación. Puedes mirar documentales, apuntarte a cursos… Sí y no. No basta con las ganas y la motivación. Aprender y adquirir nuevos conocimientos es un proceso enriquecedor, eso no lo puede negar nadie. Ahora bien, como decimos, es un proceso, y como cual requiere de tiempo y esfuerzo, entre muchos otros factores.

Recientemente, hablamos sobre la necesidad de vaciar para seguir aprendiendo. Pues, en muchas ocasiones, el principal obstáculo para aprender no es la ignorancia, sino que damos por hecho que sabemos muchas cosas sin contemplar la posibilidad de que pueden ser erróneas. Esta es la primera premisa de cualquier proceso de aprendizaje. Y la segunda es ser consciente de que aprender es compartir. ¿Sabías que el 90% de lo que eres capaz de explicar, lo retienes y lo comprendes?

Sabiendo esto, ahora toca aprender. Y como hemos dicho, para aprender se necesita tiempo. Pero esto no debe ser una desmotivación porque el tiempo se puede optimizar. ¿Cómo? Conociéndote y entendiéndote. Dos sencillos pasos: una autoevaluación y la creación de un EPA (Entorno Personal de Aprendizaje).

AUTOEVALUACIÓN

En primer lugar, debemos preguntarnos cuáles son nuestros motivos para aprender. ¿Tenemos muy claro qué queremos aprender? ¿Estamos un poco perdidos y no sabemos dónde ir? O… ¿simplemente queremos conocer mejor el mundo y descubrir cosas nuevas?

En segundo lugar, es importante hacer un análisis de nuestras habilidades profesionales. ¿En qué somos buenos y qué debemos mejorar? Existen muchos tipos de habilidades: gestión de tareas, negociación, brainstorming, hablar en público, gestión de riesgos… Son varios los ejercicios que podemos encontrar para analizarlas, como por ejemplo este test de Foxize, que nos permitirá descubrir la forma en la que trabajamos a través de 30 preguntas. Os invitamos a realizarlo J

En tercer lugar, hacer un mapa de conocimiento, es decir, visualizar qué es lo que sabemos cómo punto de partida. Para ello, primero deberemos hacer un listado de las categorías temáticas que dominamos. En otras palabras, y como ya comentamos en otra ocasión, aquellos temas que somos capaces de explicar durante 20 minutos. Después, dentro de cada una de estas categorías debemos acotar un poco más, debemos hacer una lista de sub-temas. Y finalmente, hacemos una lista de lo que nos gustaría y es interesante que aprendamos en los próximos meses.

ENTORNO PERSONAL DE APRENDIZAJE

Una vez analizados, procedemos a hacer un EPA. Un EPA es un modelo, un conjunto de elementos utilizados para la gestión del aprendizaje personal. Cada uno aprende de forma diferente y por eso cada uno debe diseñar su propia disciplina de aprendizaje, su propio EPA. No a todos nos van a servir las mismas técnicas y tiempos de aprendizaje. Así que… ¿cómo creamos uno?

Marcamos un objetivo asequible. Definimos qué habilidades/conocimientos nos gustaría haber desarrollado de aquí a X tiempo.

Seleccionamos tus fuentes de aprendizaje. Según la teoría de las inteligencias múltiples existen 12 tipos de inteligencia. Cada uno de nosotros tiene una inteligencia diferente y por lo tanto aprende de una forma distinta. Es muy importante conocer cuáles son las mejores fuentes de aprendizaje en base a ello. Por ejemplo, una persona con inteligencia lógico-matemática su principal fuente puede ser los libros e informes. En cambio, una persona con inteligencia intrapersonal, su principal fuente de aprendizaje será las conversaciones personales, los debates, las conferencias, etc.

Creamos la rutina. Definimos qué frecuencia le vamos a destinar, cuánto tiempo (cada día, un día a la semana), en qué lugar aprenderemos, etc.

Cómo lo vamos a comunicar: a quién y a través de qué canal o plataforma.

Crear hábitos implica superar una resistencia, así  que verbalizar nuestro compromiso con otras personas, nos ayudará a hacerlo. Aprender es un proceso muy ambicioso, así que se debe empezar con algo sencillo, concreto y que esté a nuestro alcance.

¿Y tú, qué tienes en mente que quieras aprender?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram