4637861224.8dd5717.6ca74e71b31b42d88d140107a017c494

La importancia de las vacaciones para nuestra salud física y mental

Los efectos dañinos del estrés son más que conocidos. De hecho, que levante la mano aquél que no haya sufrido alguno en algún momento. Desde migrañas, insomnio y dolores estomacales hasta los peores, problemas cardiovasculares.

Romper con la rutina laboral es muy importante y necesario para el cuerpo y mente, casi comparable con dormir nuestras 8 horas diarias. Y es que más allá de tomarse un descanso para disfrutar y relajarse, las vacaciones aportan a nuestra salud bienestar mental, emocional y físico, e incluso trascienden al mundo laboral: tienen un impacto muy positivo en la productividad.

Pero vayamos más a fondo… ¿cuáles son los principales beneficios de las vacaciones?

Efecto protector ante la depresión

Tal y como hemos dicho, las vacaciones mejoran la salud mental y física. Cuando hacemos planes y disfrutamos del tiempo libre nuestros niveles de serotonina y dopamina aumentan, especialmente cuando viajamos. Estos neurotransmisores, recordemos, ayudan a regular las emociones, las cuales tienen efecto en nuestra autoestima, aumentándola y ayudándonos a hacer una mejor gestión emocional.

Revitalizador de nuestro cerebro

En la línea de la salud mental y física, las vacaciones, así como nuevos estímulos y experiencias, impactan en nuestro cerebro propiciando la creación de nuevas conexiones entre neuronas, hecho que, entre otras cosas, aumenta nuestra capacidad de adaptación. Además, cuando estamos de vacaciones tendemos a dormir más horas y el sueño es de mayor calidad!

Más creativos

En nuestro día a día, son pocos los estímulos que recibimos más allá del ordenador, el teclado y los emails. Los nuevos inputs que recibimos fuera la rutina y cuando cambiamos de entorno nos ayudan a entender que no hay una única forma de ver y hacer las cosas. Nuestra mente se siente más libre e innova con mucha más facilidad.

Afrontamos de diferente manera los problemas

Alejarnos y ver con perspectiva algunas de nuestras preocupaciones nos dejan ser más objetivos y más eficaces a la hora de solucionar los problemas.

Potenciar las relaciones

Las vacaciones nos ayudan a revitalizar relaciones de pareja, amigos, familia e incluso compañeros de trabajo al distanciarnos del contacto diario.

Irse de vacaciones no tan solo implica no ir a la oficina ni teletrabajar. Implica desconectar al 100% del trabajo: ni emails, ni teléfono, ni pensar en ello. Aire nuevo y detox laboral.

Así que…buenas vacaciones y … ¡Nos vemos a la vuelta, más y mejor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram