4637861224.8dd5717.6ca74e71b31b42d88d140107a017c494

La tétrada de McLuhan

Toda creación humana responde a estas 4 leyes

Os proponemos un pequeño ejercicio. Daros una vuelta en el lugar desde el cual estéis leyendo esto: la oficina, dormitorio, calle, cocina, etc. En esta pequeña vuelta debéis observar con atención todo lo que os rodea, cualquier objeto. Seguro que si nos ponemos a contar, en menos de 20 segundos llenamos los 10 dedos de la mano y los pies con nombres de cosas que nos rodean. Todas ellas forman parte de nuestro entorno y sin duda alguna de nuestro día a día. Pocas veces nos paramos a pensar en su historia. Y es que cada uno de estos objetos en su momento fue una total innovación, y esa innovación también en su momento impulsó alguna transformación en nuestra sociedad.

Marshall McLuhan y su hijo Eric McLuhan fueron dos grandes mentes canadienses que trabajaron en el análisis de las creaciones del hombre y su impacto en la sociedad. El primero, un gran filósofo, y el segundo, un gran teórico de la comunicación y de la ecología de medios, un tema muy interesante para indagar pero en el que no nos focalizaremos hoy. Ambos pensadores fueron indiscutiblemente los pioneros en abrir camino para comprender y entender el rol de cualquier objeto en nuestra sociedad.

Marshall McLuhan defendía que cualquier creación del ser humano: artefactos, lenguaje, literatura, leyes, ideas, hipótesis o herramientas son extensiones del cuerpo humano y la mente. El hombre lleva toda su vida intentando extender sus órganos sensoriales. Nosotros mismos somos los creadores de unas herramientas que acaban formando parte de manera totalmente indispensable de nosotros mismos. Marshall escribió mucho sobre las transformaciones que tienen lugar en la sociedad cuando se innova con alguna nueva creación, sea de la disciplina que sea. Falleció sin poder concluir la teoría con la que trabajaba junto a su hijo, quien tras la muerte de su padre se encargó de concluir y dar a conocerla. En ella se hablan de cuatro leyes aplicables a cualquier tipo creación del hombre sea tangible o intangible, abstracta o concreta. Veámoslas:

Extensión. Cada tecnología y artefacto extiende o amplifica algún órgano o facultad del ser humano. Pero no tan solo hablamos de extenderla, sino también la puede aumentar, la puede reforzar, intensificar o incluso hacerla posible. Vamos a verlo con tres ejemplos. Internet extiende la memoria y la capacidad de almacenamiento, la fotografía extiende el realismo icónico, y el dinero agiliza las transacciones y da lugar a sistemas de precio uniformes.

Caducidad. Según los McLuhan existe un “equilibrio de sensibilidad”. Es decir que cuando un elemento extiende una facultad física o de pensamiento, otros ya existentes se vuelven obsoletos. De nuevo, veámoslo con ejemplos. Internet caduca la televisión, los diarios y las llamadas por teléfono; la fotografía deja atrás la pintura convencional e incluso el mismo romanticismo poético en su momento, dejó atrás la sensibilidad racionalista del siglo XVIII.

Recuperación. A partir de cada nueva tecnología que se incorpora en la sociedad, anteriores creaciones renacen y se recuperan. Por ejemplo, Internet recupera la lectura y el trabajo individual o incluso la propia aplicación de comunicación Skype recupera la comunicación cara a cara.

Reversión. Cada forma, cada creación, llevada al límite de su potencial, invierte sus características. Es decir, por ejemplo, el propósito del teléfono móvil o incluso la invención del WhatsApp era facilitar la comunicación instantánea entre nosotros. Sin embargo, llevado a su extremo nos conduce a una peligrosa dependencia y una obligación de estar permanentemente conectados que antes no existía.

Se trata de un ejercicio de reflexión y análisis de nuestro entorno para ver y cuestionarnos todo lo que nos rodea. A veces tener pequeños momentos para hacerlo en este mundo tan estresante se agradece.  Como hemos dicho, estas cuatro leyes son aplicables a cualquier creación humana, así que os animamos a ponerlo en práctica con cualquier cosa que se os venga a la cabeza 🙂

Comments (1):

  1. Paolo

    abril 22, 2021 at 1:38 pm

    The McLuhan’s Tetrad is now a board gam, an entertaining and educational board game that stimulates players’ cooperative, innovative, and creative thinking skills: http://www.themedium.online/

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram