4637861224.8dd5717.6ca74e71b31b42d88d140107a017c494

Las ciudades creativas y las 3Ts del desarrollo económico (II)

En el anterior post hablamos sobre el concepto de clase y ciudad creativa planteado por Richard Florida. Los expertos afirman que atraer personas con talento es la fuerza impulsora detrás de las ciudades exitosas. Reunir a profesionales creativos, a la vez que se desarrollan infraestructuras tecnológicas y que se fomenta un ambiente multicultural es esencial para que en la era creativa las ciudades puedan prosperar.

Estos tres tips son los que el autor Richard Florida reunió cuando creó el término 3Ts del desarrollo económico. Propuso tres variables claves para la evolución: talento, tecnología y tolerancia.

Talento

La fuerza impulsora detrás de cualquier estrategia económica exitosa son las personas con talento. En nuestro mundo moderno, todo es muy volátil e incluso las personas, en especial, los mejores talentos, se están moviendo constantemente. Retenerlos es todo un desafío, pero poder hacerlo marca la diferencia. Y la clave para ello está en las dos otras variables de las 3Ts: la tecnología y la tolerancia. Pero tampoco debemos focalizarnos únicamente en captarlo, también se debe trabajar a nivel local, pues se debe fomentar el talento de la población residente por medio de la educación.

Tecnología

Históricamente, la tecnología siempre ha sido una de las principales fuerzas impulsoras del crecimiento económico. Los avances tecnológicos han permitido el desarrollo y mejora de los sistemas de fabricación y procesos en industria como la del software, robótica y biotecnología que permiten crear economías y sociedades más eficientes y productivas.

Tolerancia

Tal y como se ha comentado en el primer punto, donde hablábamos de talento, todas las comunidades tolerantes tienen más posibilidades de atraer el talento humano. La tolerancia a minorías sexuales, de credo o a etnias, actúa sobre el desarrollo económico generando contextos sociales y relaciones que amplían la movilización y heterogeneidad de personas.

Está claro que las ciudades que son tolerantes tienen una visión distinta del mundo y eso se traduce en la creación  de entornos que favorecen la creación de nuevas industrias e innovaciones sociales y tecnológicas. Del mismo modo que pasa con el talento, la tolerancia se debe trabajar no solo de puertas a fuera, sino también para adentro. La diversidad como un factor competitivo que genera diferencias.

En un mundo donde la creatividad parece ser el motor de la evolución, hay que aprender a  trabajarla, y no solo a nivel profesional, sino también en el personal.

“La creatividad es contagiosa. Pásala”. – Albert Einstein

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram