4637861224.8dd5717.6ca74e71b31b42d88d140107a017c494

Tú serás mi amanecer…

Amanecía y me desperté pronto (como siempre) el martes 23 de febrero de 2021 en la habitación de mi hotel en Madrid.

En la televisión (en todas las cadenas) no hacían más que recordar el cuarenta aniversario del famoso “intento de golpe de estado” del tal Tejero. Por cierto, nunca entenderé que en la gran mayoría de los hoteles de España se puedan ver todas las cadenas del mundo (incluido Al Jazeera) y no se pueda visualizar TV3, aunque eso es “harina de otro costal”, y hoy no toca.

Mientras me aseaba, me ha saltado un aviso en mi móvil recordando de que era el cumpleaños de mi amigo Diego, y como cada 23 de febrero, le he remitido una corta, aunque sin duda, cariñosa felicitación.

Diego no la ha podido leer. El “maldito bicho” ha sido más fuerte que él, y de regreso en al AVE hacia Barcelona ha sido cuando me he enterado de la noticia, y a partir de ese momento, no he podido contener durante un buen rato mis lágrimas. Tengo una buena amiga que siempre me dice que Miguel Bosé (el de otra época) tenía una canción que se titulaba “Los chicos no lloran”, y siempre socarronamente le digo… que los chicos no, pero los hombres SÍ lloramos 😉

Diego Garrido Bejar (D.E.P.) nació un 23 de febrero en un pueblecito de Sevilla, Villamanrique de la Condesa, en la comarca de las Marismas del Guadalquivir, localidad rodeada de municipios marismeños de las provincias de Huelva y Sevilla. Al oeste se encuentra el municipio onubense de Hinojos, tras el cual esta Almonte. Existe una leyenda que dice que la Virgen del Rocío (del siglo XIII) fue encontrada a comienzos del siglo XV en un árbol por un cazador de Mures (Villamanrique) llamado Gregorio Medina.

De ahí le venía su pasión por la Virgen del Rocío. y cada año iba donde se realiza el famoso salto de la reja. Quizás, el momento más esperado del Rocío, ya que cuando se produce significa que comienza la procesión por la aldea, uno de los momentos cumbre de la romería, el que todo el mundo que acude año a año anhela y desea. Se suele producir sobre las tres de la mañana del Lunes de Pentecostés, y los protagonistas son los almonteños (habitantes de Almonte), que son los encargados de portar a la Virgen del Rocío en su procesión, cosa que a mi amigo Diego NO le acababa de convencer.

Conocí a Diego en 1984, por Dios que mayor soy, cuando él era una “estrella” de la promoción en el sector turístico catalán junto con otras personas que no nombraré para no olvidarme a ninguno. Pero sin duda, tod@s ell@s marcaron una época espectacular.

Años después, tuve la fortuna de trabajar con él ya en aquel

MUNDICOLOR-IBERIA

glorioso de la 3Bs, Mundos soñados, etc. rodeados y arropados por equipo joven, apasionado y animoso (casi tod@s del género femenino y con amplias responsabilidades). Nos comíamos el mundo ante retos como la Expo, las Olimpiadas de Barcelona y, porque no decirlo, atravesamos un momento de informatización de la organización que casi acaba con nosotr@s… ahora le llaman “transformación digital” 😉

Diego ha sido (y es) una persona espectacular, capaz de reconocer sus carencias (personalmente adoro este tipo de personas) que siempre solventaba con simpatía, cariño y desde una posición empática hacia los clientes, las agencias de viajes.

Seguro que donde esté, no me perdonará no haber aprovechado debidamente sus clases magistrales de sevillanas (más allá que la “tercera es la del zapateo”). Aunque él sabe que me hizo amar el “flamenquito” y con permiso de otra persona a quien respeto y admiro, Pepe Gutiérrez, (un madrileño, con toques de señorito sevillano, afincado hace muchos años en la capital andaluza) me descubrieron “Siempre Así”.

Hoy recordando todo ello, no encuentro mejor homenaje para mi amigo que la letra de la canción Tu serás mi amanecer que comparto con Diego y con tod@s vosotr@s

 Cuando la noche sea oscura
Y los candiles no alumbren
Cuando mis ojos se nublen
Y los amigos no estén

 Cuando la lluvia me empape
Y las puertas se me cierren
Y las nieves de diciembre
Cubran de blanco mi sien

 Cuando me duela la vida
Y hasta el tiempo me condene
Cuando el corazón se llene
De los recuerdos de ayer

 Cuando la ilusión se muera
Y se abran las heridas
Y no encuentre la salida
Tú serás mi amanecer

 

Hasta siempre Diego, tu siempre serás siempre mi amanecer.

¡¡ Agua !!

Javier Zuazola
Managing Director en Travel Advisors Guild

Comments (9):

  1. Mònica

    febrero 25, 2021 at 10:59 am

    Que bonito Javier! Siempre estará con nosotros iluminando nuestros corazones con su brillante sonrisa. “Cuando un amigo se va algo se muere en el alma” y un pedazo de nuestra alma se va con él. Nuestro Dieguillo nos ha dejado rotos y habrá que recomponerse para hacerle nuestro major homenaje.

    Responder
  2. Rafael

    febrero 25, 2021 at 11:33 am

    Precioso, Javier. Yo también soy de los que lloran por la pérdida de un amigo y por las cariñosas palabras que otro le dedica en su adiós.

    Responder
  3. JUANJO DONAIRE

    febrero 25, 2021 at 11:58 am

    Bravo Javier. Texto que, con tu permiso, hago mio también sobre quien fue de los primeros en recibirme en los ascensores de la calle Lauria en mis inicios del Club de Vacaciones de aquella O.T.A y del que siempre quise aprender pero de quien nunca fui capaz de parecerme ni una “miajilla”, pues su manera de hacer era personal e intransferible. Nuestro Diego…. nuestro “quillo”…… para siempre insustituible. Si esto fuera Baloncesto habría que retirar su maletín. D.E.P.

    Responder
  4. Amparo Cañas

    febrero 26, 2021 at 7:31 am

    Gracias Javier, Diego siempre estará en nuestros pensamientos.
    Un abrazo.

    Responder
  5. Joan Caballol

    febrero 26, 2021 at 6:38 pm

    Un precióso homenaje Javier, he visto el post y el nombre Diego… Me ha conmocionado su perdida, no lo sabia, tengo tan buen recuerdo de el … Però tu relato, que comparto al cien por cien, revela un tiempo con un ambients magnífic, con Grandes personas, donde Diego sobresalia por su bondad y su excelents humor, que esconfia un gran observador de la crida realidad. Proximente tengo que ir por Huelva y me pasaré por El Rocío, para rezar por el. Descanse en Paz

    Responder
  6. Raymond JUAN

    febrero 26, 2021 at 9:53 pm

    Emocionante.

    Responder
  7. Manel Valde

    febrero 27, 2021 at 2:36 pm

    Lo has clavado amigo Javier…Felicidades
    Yo solo podria anadir que el querido Diego..hizo de los clientes “amigos” y los amigos para siempre…como la cancion de las Olimpiadas
    Siempre viviras en nuestros corazones y ha sido un privilegio conocerte y compartir…..todo este tiempo….te queremos !!!….tu naturalidad, humildad y empatia de 10 !!!

    Responder
  8. Pepe Ortiz

    marzo 1, 2021 at 6:07 pm

    Javier yo también lloré . Diego será recordado siempre como una gran persona y amigo
    de todos. No tenía enemigos, su bondad y amistad estaban por encima de todo.
    En tu escrito has plasmado lo que muchos pensamos sobre nuestro Amigo Diego.
    D.E.P.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram