4637861224.8dd5717.6ca74e71b31b42d88d140107a017c494

A propósito de… el Inbound Marketing

a-propositoEn un entorno en constante cambio, el “inbound marketing” ha facilitado la fidelización de los clientes a las empresas. Consiste en entender y contactar con el usuario al inicio de su proceso de compra y acompañarle, mediante contenido apropiado, hasta la transacción final.

Esta metodología combina técnicas de marketing y publicidad para llegar al consumidor de forma no intrusiva y aportando valor. Esta táctica se considera el marketing que “enamora a las personas”.

A medida que el cliente va avanzando en el proceso, es necesario darle contenido más elaborado, que entienda que el valor va aumentar y por lo tanto, esté más motivado a la compra final. Se trata de publicar contenido correcto, en el lugar correcto y en el momento correcto.

Esta estrategia nos lleva a la captación de “leads”, es decir, aquel público que nos facilita sus datos de contacto y rellenan algún formulario que nos permite saber algunas de sus preferencias.

El “inbound marketing” se basa en cuatro acciones o fases: Atraer, convertir, cerrar y deleitar. En el siguiente gráfico os lo mostramos:

Captura

Atraer: Para atraer a nuestro público objetivo tenemos varias herramientas que nos pueden ser de gran ayuda, los blogs, las redes sociales, las palabras claves y nuestra página web. Es necesario que el contenido que compartamos sea de primera calidad y dirigido a los clientes potenciales para crear tráfico.

Convertir: Una vez hemos atraído a visitantes, es el momento de convertirlos en oportunidades de venta recabando en su información de contacto, es decir consiguiendo “leads”. Para llegar a ello podemos utilizar “call to actions”, “landing pages” y formularios. Con estas herramientas podemos acceder a los datos de contacto y averiguar algunas de las preferencias de los usuarios, lo que nos permitirá adaptarnos mejor a ellos.

Cerrar: En este punto ya hemos atraído, convertido en oportunidades de venta y ahora es el momento de transformarlos en clientes. Tenemos más de una opción para conseguirlo, enviar e-mails para animar a la compra y con sistemas de CRM (“customer relationship management”, estrategia orientada a la satisfacción y fidelización del cliente).

Deleitar: Una vez el proceso de venta se ha realizado, la estrategia de “inbound marketing” se continúa involucrando en la base de clientes a través de las redes sociales, de e-mails con contenido de calidad… De esta forma podemos también conseguir que nos hagan de promotores y hablen bien de nuestra marca.

¿Te atreves a enamorar a tus clientes con el Inbound Marketing?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram