4637861224.8dd5717.6ca74e71b31b42d88d140107a017c494

Café Dalgona: la bebida ‘influencer’ por excelencia

Así nació, así se extendió y -lo que es más importante- así se prepara de verdad

Nació y triunfó en Tik Tok y aunque nadie parece ponerse de acuerdo con su creador o creadora, rápidamente se convirtió en un imprescindible de las redes sociales. ¿Su secreto? La sencillez de sus ingredientes, la rapidez de su preparación y su indudable atractivo. Rica, fácil y fotogénica. ¿Qué más se le puede pedir a una bebida novedosa?

Pero empecemos por el principio. También llamado Whipped o Fluffy Coffee cuentan los expertos que el Café Dalgona se consume desde hace muchos años; aunque las redes no lo encumbraran hasta la pandemia. En la India se conoce como Phenti Hui -o capuccino indio- y en otros países asiáticos se elabora de forma muy similar.

Lo que sí se sabe es que su origen no es surcoreano. La confusión surgió cuando un actor de esta nacionalidad, Jung Il-Woo, afirmó en televisión que esta bebida le recordaba a una ‘chuche’ de su país llamada Dalgona. Inmediatamente el nombre fue tomado prestado de este caramelo que se vende en puestos callejeros.

El batido con más ‘likes’

El resto es historia. Muy reciente, pero historia al fin y al cabo. Miles de influencers han batido con garbo el café soluble, el agua y el azúcar ante su cámara. El resultado es tan espectacular, que el éxito estaba asegurado. De paso, exhibían sus bonitas cocinas, sus platos y tazas decorados y sus mejores sonrisas. Ahora, en un paso más allá, las redes sociales están plagadas de versiones singulares. Daltona de mora, fresa o plátano, con leche de coco y té matcha, con extracto de vainilla o chocolate, diferentes siropes e incluso con alcohol. La imaginación es el límite…

La receta original

Ingredientes

  • 2 cucharadas de café soluble
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de agua caliente
  • Un vaso de leche (de vaca, avena, coco, almendra…)
  • Cubitos de hielo para el verano

Preparación

  1. Mezclamos en un bol mediano el café, el agua caliente o templada y el azúcar, batiendo enérgicamente hasta obtener una crema densa. Resulta más fácil con un batidor de leche eléctrico o manual. El único secreto es la consistencia suave y cremosa de esta mezcla, similar al merengue, para lo que tendrás que batir y batir y batir…
  2. Llena de leche ¾ partes de una taza o vaso [a ser posible de diseño vintage]. Tú eliges la temperatura: helada en verano o ardiendo para las frías tardes de invierno…
  3. Corona el vaso de leche con la crema de café, azúcar y agua, cuidadosamente, a cucharadas. Si te sientes artista, imita la espiral de los helados de las hamburgueserías. Si no, basta con depositarla ordenadamente.
  4. Puedes acabar con canela, cacao o café, al más puro estilo capuccino.
  5. Observa, fotografía, comparte y disfruta.

Y un consejo:

Puedes utilizar cualquier tipo de azúcar, siempre que esta sea granulada. De caña blanca o morena, panela, edulcorante… Sin azúcar también se puede elaborar, pero el Café Daltona se nos vendrá abajo en apenas dos minutos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram